Sascha y su Prótesis Biónica

Sueños que se hacen realidad: Una Prótesis Biónica accesible

Celebramos el ingenio de nuestros empleados: desde el histórico paseo de George de Mestral por el bosque hasta los talentosos inventores de hoy en día de Velcro Companies. Las prótesis biónicas pueden parecer un objetivo futurista; Sin embargo, con perseverancia y con la ayuda de nuestras soluciones marca VELCRO®, un empleado hizo realidad su sueño.

 

Empleado de TI de día e ingeniero biomédico de noche

Prototipos de la Prótesis BiónicaSascha Muñoz es un gestor de servicios dentro del departamento de tecnologías de la información, pero en su tiempo libre, diseña y construye su propia prótesis de brazo

“Después de perder su brazo, Sascha recibió una prótesis transhumeral por parte de la seguridad social de España. El sistema para abrir y cerrar la mano era muy manual. Mediante unas correas colocadas como un arnés y unos cables conseguía abrir y cerrar la mano. La mano era un garfio que podía abrirse y cerrar para poder agarrar cosas. Era una solución muy rudimentaria y básica por lo que carecía de funcionalidad para Sascha.”

“Fue frustrante porque la prótesis era muy rudimentaria. Después de usarla durante un tiempo, la prótesis tendía a romperse, y empecé a usarla cada vez menos”.

Quería una solución que tuviera más sentido para su estilo de vida: un brazo protésico diseñado con una funcionalidad realista y algo que incluyera su pasión por la tecnología.

 

Superando desafíos y creando una prótesis de brazo biónico

Después de investigar los diferentes brazos biónicos existentes en el mercado, Sascha se dio cuenta de que el coste de una prótesis de brazo era demasiado elevado. Por lo que decidió transformar este desafío en una oportunidad y construir uno para sí mismo. El brazo biónico está construido en nylon impreso en 3D, y compuesto en tres piezas principales: un sensor óptico, tres servomotores, un Arduino Nano y, por último, una solución de cierre marca VELCRO® que mantiene el sensor en su lugar.

 

¿Qué hace que esta prótesis de brazo biónico se mueva?

El sensor óptico es clave para el movimiento de los dedos. Necesita descansar sobre el bíceps para detectar el movimiento del tendón. Una vez que el sensor capta el movimiento, envía la información al chip y después a los dedos. Sascha necesitaba una solución para el sensor que no solo lo mantuviera en su lugar, sino que también fuera liviana. Inmediatamente supo que la correa de sujeción de la marca VELCRO® era la solución perfecta: al ser un tipo de cierre de bajo perfil y ajustable, la correa es lo suficientemente suave como para evitar la irritación de la piel, pero también lo suficientemente angosta como para pasar a través del cierre del sensor. La correa también se puede ajustar alrededor del bíceps de Sascha, lo que permite que el brazo biónico se mueva libremente.

Prototipos de la Prótesis Biónica

Más allá del resultado final

Prototipos de la Prótesis Biónica

Después de empezar el proyecto en 2019, pasando innumerables noches soldando con una mano, aprendiendo de programación y pasar por 4 prototipos, finalmente, Sascha creó un brazo automático.

¿Y qué fue lo primero que hizo cuando terminó? – Cogió una bien merecida cerveza.

 

¿Cuál es el próximo paso?

Después de mucho pensar, Sascha planea automatizar la muñeca y el codo. También quiere crear un guante de silicona, que agregará más tracción a su alcance.

“Es un logro tener un brazo biónico hecho por mí mismo”.

En Velcro Companies, celebramos la innovación todos los días; Nuestros productos esenciales ayudan a crear creatividad entre nuestros empleados y clientes.